027 Todo depende de como lo mides

Platicando con un amigo me dijo algo que verdaderamente cambió mi proceder. Después de los saludos tradicionales le pregunté ¿Cómo estás? Me respondió con una gran sonrisa, sabes la respuesta, excelente como siempre.

 

Le respondí, bueno, siempre me dices eso, pero ahora dime la verdad, porque es imposible que siempre estés bien ¿Qué acaso nunca te pasan cosas malas? Si me respondes que no, entonces, pensaré que estás mintiéndome.

 

Continuando con esa gran sonrisa me explicó, podría decir que me pasan cosas que me retan, es muy diferente a decir que son malas, por lo tanto, todo depende de como “las mides”.

 

Hice una cara de duda y le indiqué ¡Ah! Te refieres a “cómo las mires”, ¿verdad? Y proseguí, aunque eso se me hace como uno de esos lavados de cerebro que te hacen los super conferencistas de esos cursos motivaciones, que mientras estás en el curso te sientes fabuloso pero cuando sales a la realidad todo vuelve a ser lo mismo.

 

Con una sonrisa amable prosiguió sin prestar atención a mi comentario sarcástico. Todo se trata de como las mides. Si tu crees que una cosa adversa es mala te estás perdiendo de la maravillosa experiencia del aprendizaje.

 

Este mes fue difícil en muchos aspectos en mi vida, pero es muy diferente a que haya sido malo, al contrario, me enseñó muchas cosas y eso lo convierte en algo totalmente positivo, por consiguiente este mes fue maravilloso en todos los aspectos. Yo lo mido así.

 

Le respondí, pues para mí es lo mismo, ya que todo depende de cómo mires las cosas, tu decides “verlas” así con tu filosofía super positiva, pero la realidad es que la vida es diferente.

 

Proseguí, te pasan cosas buenas y malas, claro, tú que eres una persona muy positiva tratas verlo de manera positiva, pero a fin de cuentas tu mismo dijiste que fue difícil, entonces, te fue mal, ¿no? Es exactamente lo mismo, solo que tú decides mirarlo positivamente.

 

Si quieres verlo de esa manera está bien, es tu forma de pensar y es muy respetable. Me respondió y continuó, sin embargo, mi crecimiento lo mido sobre la forma en cómo reacciono y actúo ante ciertas circunstancias y en mi caso se trata más sobre mediciones que simples formas de ver las cosas.

 

Me refiero a que todos los meses mido mi crecimiento, ahora que el mes está concluyendo hago un análisis, siempre reviso cómo inicié el mes y cómo lo concluyo.

 

De esta forma evalúo todas mis decisiones, los aciertos y desaciertos, de mis aciertos me siento muy orgulloso y de mis desaciertos aprendo, estos determinan mi mejora.

 

En defintiva este mes debe ser mejor que el anterior, porque en éste apliqué lo aprendido del pasado y así sucesivamente.

 

Cuando escuché eso, me sentí un poco avergonzado ya que en ese momento entendí el milagro cotidiano, comprendí que no puedo ser la misma persona que el día, semana o mes anterior.

 

Han pasado muchas cosas, aproximadamente 30 oportunidades de crecimiento y hoy cerca de concluir el mes me estoy preguntando ¿Qué tanto crecí? ¿Me siento feliz con el resultado?

 

Es momento de que me ponga a planear el siguiente mes, muchos retos y satisfacciones vendrán, y tú ¿Cómo lo mides?

 

Aprendizajes del día:

  • Todo se trata de como lo mides
  • Cada cosa adversa tiene una lección para ti, jamás desdeñes ese aprendizaje
  • Lo que puedes medir lo puedes evaluar
  • Cada mes te brinda 30 oportunidades de crecimiento
  • Mi crecimiento lo mido sobre la forma en cómo actúo ante ciertas circunstancias
  • De mis aciertos me siento muy orgulloso y de mis desaciertos aprendo
  • Cada día me da la oportunidad de ser mejor

 

 

Facebook Comentarios