097 Persistentes como el zacate

Que grandioso milagro cotidiano me enseñó el zacate, éste ha sido uno de tantos, la naturaleza es tan grandiosa que sin decir una palabra se comunica perfectamente con nosotros. Estaba arreglando algunas de mis plantas, más bien desherbándolas.

 

El zacate no sé como le hace pero se mete por todos lados e incluso cuando lo quites desde la raíz vuelve a crecer con una facilidad que a cualquier planta le causaría envidia, digo, si ellas pudieran expresar tal sentimiento.

 

En esta ocasión dejé pasar más del tiempo reglamentario para desherbar y se comenzó a hacer un problema. Los arbustos aunque ya estaban grandes muchos tenían un zacate crecido muy arraigado, me costó gran trabajo quitarlo.

 

Si has hecho esta labor en algún momento, entiendes perfectamente a lo que me refiero. Se adhiere con ganas como si supiera que su vida puede ser efímera ya que muchos desearán cortarlo de raíz, tal vez si lo sabe, tengo tanto que aprender de la naturaleza…

 

Es ahí donde digo ¡Que impresionante! Una simple semilla que el viento ha traído, y lo digo con plena convicción porque ni de broma la sembré. Un viento ligero hizo la labor completa.

 

Una pequeña semilla, sin importarle las condiciones del terreno, un poco de humedad y listo, puede producir una maleza.

 

Sus raíces se expanden rápidamente, se adhieren con fuerza y conquista el terreno, aunque las condiciones sean difíciles, se aferra a la tierra, crece y se desarrolla con rapidez.

 

Mientras admiraba la férrea voluntad del zacate me puse a pensar en unos seres humanos sorprendentes, unas personas admirables que viven en mi ciudad. A pesar de que a diario los podemos ver, poco sabemos de ellos. Me refiero a nuestros amigos chinos.

 

Vienen a un país extranjero desde un lugar muy lejano. Se establecen en una ciudad con clima extremoso, hablan poco nuestro idioma, pero son persistentes generando riqueza y abundancia.

 

Muchos mexicanos nos preguntamos ¿Cómo le hacen? Algunos aparentan no saberlo pero es muy simple, solo debemos analizarlos un poco. Sin sentido peyorativo, son persistentes como el zacate.

 

Se adhieren con fuerza, se enfocan incansablemente, no buscan reconocimiento ni gloria (aparentemente).

 

A diferencia del zacate que lo deseamos erradicar, a ellos nos gusta tenerlos cerca de nosotros, vinieron a enseñarnos la persistencia, el amor al trabajo y claro, el delicioso sabor de su comida, que dicen que es más mexicana que china, ¿será?

 

Si preguntas en Mexicali ¿Cuál es la comida típica? La gran mayoría te indicará que es la comida china y es cierto porque tenemos más restaurantes de comida china que de cualquier otro tipo.

 

Nuestros amigos los chinos son seres admirables y nos enseñan que todos los seres humanos podemos ser así.

 

Aun cuando las condiciones sean adversas, nos enseñan a tener la capacidad para horadar la tierra más sólida y crear nuestras condiciones para el desarrollo. Tal como lo han hecho ellos desde que esta ciudad se fundó.

 

Aprendizajes del día:

  • La naturaleza sin decir una palabra se comunica perfectamente con nosotros
  • Para lograr tus sueños adhiérete a ellos con fuerza
  • Sé persistente como el zacate que crece aun en condiciones adversas
  • Evita distracciones, la clave está en el crecimiento enfocado
  • Ama tu trabajo y podrás enfocarte en el logro de tus objetivos
  • Tú tienes la capacidad de llegar hasta donde quieras, solo enfócate en ello

 

Facebook Comentarios