118 Múltiples opciones

A veces nos preocupamos tanto por tener qué comer, qué vestir, dónde trabajar, etc. que dejamos de lado los grandes beneficios de simplemente vivir. Olvidamos que la vida nos ofrece múltiples opciones.

 

Pensamos que la vida que vivimos es la única forma en que las cosas pueden funcionar.

 

Considero que tenemos mucha desinformación y nos ciclamos en un estilo de vida a veces por comodidad más que por necesidad.

 

Esos fueron mis pensamientos después de experimentar lo siguiente. Mientras barría la calle fuera de mi casa, se acercó una persona y me dijo ¿Patrón tiene algún trabajo para mí?

 

Le dije, ya estoy terminando, lo siento. Insistió, puedo quitar esa hierba y deme algo de comer, con eso está bien, me iba a negar pero dije, muy bien, de todos modos si hace falta.

 

Le indiqué que si lo que buscaba era hacer algo productivo sin importar la retribución económica tendría mucho por hacer y me dijo que él estaba acostumbrado al trabajo.

 

Le sugerí el quitar un zacate y deshierbar unos árboles. Mientras él hacía eso yo continuaba con otras cosas que necesitaban mantenimiento en el jardín exterior.

 

Mientras ambos avanzábamos con esas labores le pregunté de dónde venía y como siempre, el abrir esa puerta es una fuente de información invaluable.

 

Cada persona tiene tanto que platicar y compartir con los demás acerca de sus vivencias y la forma en que han salido adelante. Me platicó que venía de Querétaro buscando trabajo en la frontera.

 

Al principio pensé que tal vez la experiencia había sido poco alentadora, porque en apariencia, si estaba pidiendo trabajo en la calle solo para comer, debería estar siendo complicado para él y su familia porque venía con ella.

 

Pero después de cierto tiempo y mientras me contaba sobre sus diversas aventuras en el proceso de adaptación a la frontera comprendí que la vida es grandiosa y nos ofrece múltiples oportunidades de vivirla a plenitud.

 

Pensamos que si tenemos un trabajo “estable” nuestra vida está completa, o si tenemos un seguro para cada situación que se nos presente, una casa de nuestra propiedad, etc. Creemos que todo eso nos proporciona seguridad y bienestar.

 

Sin embargo, hay tantas cosas que experimentar y conocer que si nos diéramos la oportunidad, nuestra vida sería en algunos aspectos mejor.

 

De pronto sentí hasta un poco de celos por la vida de ese señor, pudiendo ir de lugar en lugar sin importarle nada solo el ir de travesía, encontrar oportunidades viajando con toda su familia que le apoyaban en diversas labores.

 

Estuvimos trabajando juntos por lo menos una hora hasta que fui por un poco de comida y dinero. Le dije, muchas gracias por todo su apoyo, ha sido de mucha ayuda para mí, tome, le deseo que tenga un muy buen día. Agradeció múltiples veces y finalmente se retiró.

 

Recordé aquel pasaje donde dice que las aves del cielo vuelan sin preocuparse por lo que comerán un día o el otro, viven sin almacenar comida, sin embargo, la tienen a diario y a veces en abundancia. Es donde reflexiono en el milagro cotidiano que había sucedido.

 

Cuan cierto es, me sentí agradecido de tener muchas bendiciones en la vida, pero entendí que si algún día me llegara a ver en una situación similar sé que de seguro habrá múltiples opciones para mi también.

 

Siempre habrá alguien que necesite de alguna de mis habilidades y la vida fluirá armónicamente como siempre.

 

Aprendizajes del día:

  • La vida nos ofrece múltiples opciones
  • Acostúmbrate en ser productivo para los demás y obtendrás lo que desees
  • Cada persona es un mundo de historias y aprendizaje
  • La vida nos ofrece tantas oportunidades de vivirla a plenitud
  • La vida es una travesía, vívela con eso en mente
  • Las aves del cielo vuelan sin preocuparse

 

 

Facebook Comentarios