276 Relaciones públicas

Que tan importantes son la relaciones públicas recuerdo a Normita Peraza diciéndome eso cuando entré a un trabajo donde se me requería forzosamente el manejo de las relaciones públicas y en su máxima expresión ya que tenía contacto con personal de instituciones públicas y privadas, en todos los niveles y todos los días.

 

Al principio me parecía extenuante, poner cara sonriente todo el tiempo era algo que podía hacer por poco tiempo pero después de cierto momento me sentía agobiado.

 

Hasta que Normita Peraza me explicó lo importante que eran las relaciones públicas. Al principio aunque me dijera lo que fuera le decía, pero es que soy todo menos una persona hipócrita.

 

Es imposible estar sonriendo todo el tiempo porque hay veces que te sientes mal y cómo disimularlo o hay veces que la persona que tienes al frente de plano es alguien que tú sabes que le caes mal y te lo ha demostrado en diversas ocasiones o viceversa.

 

Entonces, ¿cómo hacerle? Si le sonrío muy amablemente entonces es hipocresía, ¿verdad?. A mí me gusta ser una persona de una sola pieza.

 

Me indicó primeramente que las relaciones públicas tenían como finalidad principal el causar impactos positivos en las personas u organizaciones, que sonreír era solo una parte pero éstas iban mucho más allá que eso.

 

Las relaciones públicas, me indicó, son la piedra angular de las negociaciones, el principio y fin del éxito. El que domina en esta parte domina en la vida. El ser amable es también solo parte de ello, debes entender que son algo más poderoso que solo eso.

 

Entendí que eso de la hipocresía era solo una máscara y una parte muy cómoda además de peligrosa porque me inhibía en mi búsqueda de ser mejor persona. Mi argumento central era, yo soy muy honesto y evito sonreír si considero que es innecesario.

 

La verdad es que el milagro cotidiano me indicó lo siguiente, todo lo haces porque evitas enfrentar a esa persona, optas por huir en vez de pararte en frente y confrontar. Para mí eso era ser honesto conmigo mismo, pero en ese momento me quedó claro que huir era todo lo contrario.

 

Eso es inteligencia emocional, pensé para mí, y eso es lo que me enseñó mi amiga Norma Peraza, a saber resolver las cosas con “profesionalismo y cortesía”.

 

Aun cuando las personas se han comportado contigo de la peor manera y que tú los enfrentes con una sonrisa, los saludes y les ofrezcas una atención te hace mucho mejor persona que simplemente evadirlos diciendo es que “no soy hipócrita”. Esa es una postura muy cómoda, que nunca había visualizado de esa forma hasta que ella me lo hizo ver.

 

Me costó mucho trabajo cambiar el discurso interno pero con una maestra así lo pude lograr y en poco tiempo, a los pocos meses asistía a cuanta reunión se me convocara, aprovechaba el momento para conocer a cuantas personas pudiera y creaba enlaces de valor que en el corto, mediano y hasta en el largo plazo me han ayudado.

 

Aún después de varios años sin estar ya en ese puesto la gente me sigue buscando y deseando generar algún tipo de negocios conmigo o viceversa. La gente que conocí en ese entonces me ha ayudado a resolver muchas situaciones en mi empresa o en otros proyectos.

 

Considero que la clave del éxito de una persona además de sus habilidades natas que tenga en su vida son cultivar las relaciones públicas, el poderse desenvolver frente a un grupo de personas de manera satisfactoria, crear vínculos, estrechar relaciones y luego capitalizarlas en beneficios comunes, es lo que verdaderamente lleva a las personas a ser exitosas.

 

Innumerables ejemplos existen de personas que han tenido éxito en la vida derivado de sus relaciones públicas, ¿Quién hubiera sido Mark Zuckerberg en este momento sin haberse encontrado con Sean Parker que le indicó el camino correcto para que Facebook se convirtiera en lo que es?.

 

Las relaciones públicas son la clave del éxito de las personas porque los seres humanos somos gregarios, estamos en comunidad todo el tiempo, buscamos el apoyo de otros y vivimos gracias a ello, porque estamos para servir todo el tiempo.

 

Si buscamos que nuestros actos generen beneficios en las vidas de las personas que nos conocen, estaremos generando grandes beneficios en reciprocidad.

 

Si consideras que lo que digo es falso, está bien, solo dame el beneficio de la duda, conoce hoy a una persona nueva e intenta verdaderamente conocerla, generar un vínculo fuerte, pide su teléfono o vayan a tomar un café, después de unos días comprenderás lo maravilloso que es crear vínculos significativos.

 

Muchas de esas relaciones que hice en el pasado en este momento están brindando frutos magníficos, de haber hecho cosas diferentes tal vez mi carrera hubiera avanzado pero de otra forma.

 

Los mayores retos de la vida los he tenido con personas pero también las mayores satisfacciones.

 

Te pediría que hicieras una nueva amistad cada día pero tal vez sea demasiado, con una que hagas a la semana tendrás 52 nuevas conexiones en tu vida, comprenderás fácilmente que tendrás 52 conexiones que te ayudarán a lograr tus objetivos y tu les ayudarás a lograr los de ellos al mismo tiempo.

 

Norma Peraza es una persona sorprendente que ha logrado sobreponerse a muchas situaciones de su vida. Es una profesional sin igual y una amiga leal y entrañable.

 

Muchos de sus logros los ha realizado por su capacidad maravillosa para relacionarse con las personas, una habilidad que con paciencia me enseñó y que le agradezco infinitamente, mi vida es diferente desde que la conozco y desde que puse en práctica todos sus consejos y enseñanzas.

 

Me siento una persona muy afortunada de haberla conocido y más tenerla como amiga. Muchas gracias por estar mi vida, en verdad eres un milagro cotidiano en la vida de las personas que te conocemos.

 

 

Facebook Comentarios