357 Cualquiera puede rendirse

Una amiga me dijo que tuvo la oportunidad de estar cerca de una persona que estuvo al borde de la muerte a causa de un intento de suicidio. La paciente se quejaba de que sus hijos, esposo y en sí, toda su familia eran ciegos ante su presencia, por tal motivo, decidió quitarse la vida.

 

Mi amiga Imelda la escuchó pacientemente primero y luego le dijo, que los demás te valoren poco duele, pero y tú ¿Te valoras a ti misma? ¿Te quieres a ti misma? Si tu misma no tienes un valor hacia tu persona, entonces, ¿Qué esperas de los demás? La persona enmudeció y lloró.

 

Después mi amiga Imelda habló durante un rato con esta persona y le indicó que para algunos la vida es difícil pero no más de lo que es para otros, cada quien tiene sus propias circunstancias y retos, cada quien como luego dicen, “sabe la cruz que carga”, todos tenemos una.

 

Rendirse es de lo más sencillo, suicidarse requiere muy poco de ti. Lo que verdaderamente importa es el enfrentar las cosas, la vida es un reto constante y eso si que requiere coraje, valor y mucha determinación.

 

Cuando me platicó esa historia quedé atónito, mi amiga Imelda es un dulce, jamás pensé que podría hablarle con tanta firmeza a alguien, pero al mismo tiempo entendí que ella era el ejemplo perfecto de que las personas debemos ser como el caramelo duro, dulces pero firmes.

 

Ella tiene un talento especial para tratar con las personas, poderles decir las cosas de manera fuerte y asertiva pero sin dañarlos, todo un ejemplo a seguir.

 

Eso me enseña algo muy valioso, un milagro cotidiano, si el éxito fuera simple cualquiera pudiera ser exitoso, sin embargo, requiere de mucha determinación, paciencia, constancia, entre otras actitudes y valores.

 

Además sabemos que el camino para llegar a donde nadie ha llegado siempre está lleno de retos ¿Quién que haya subido el Everest ha dicho que ha sido sencillo?

 

Es normal sentir las ganas de dejar todo tirado y huir ¿Quién podrá negarlo? Todos en algún momento vemos tanta adversidad que se nos hace imposible poderla sobrellevar.

 

Cuando sacamos fuerzas de nuestra flaqueza y decimos, puedo hacerlo, nos enfocamos y lo logramos, nos queda esa sensación maravillosa de plenitud que nadie jamás nos podrá quitar.

 

Tal vez algunas personas puedan desdeñar nuestro esfuerzo, pero jamás nos desalentaremos, porque nadie puede saber lo que nuestros zapatos han caminado.

 

Así que es normal, que al concluir el año, te sientas que valió poco la pena ya que salieron las cosas diferentes a como las soñaste, evita preocuparte por ello, a todos nos pasa, recuerda que cada año te brinda la oportunidad de replantear las cosas con toda esa experiencia que obtuviste.

 

Ahora ya sabes “qué no debes hacer” y sabes que hay múltiples opciones adicionales por intentar, alguna o varias de ellas funcionarán.

 

Dicen que si la grandeza ha pasado de largo en tu vida y sigues sin poder alcanzarla es porque de seguro tus metas fueron poco retadoras, te conformaste con poco por eso sigues sin lograr lo que te propones.

 

Nadie o casi nadie llega a la meta en su primer intento, sin embargo, lo siguen intentando hasta que lo logran, tu también, hazte el propósito de que si te faltó poco o mucho este año que concluye, el siguiente lo harás mejor.

 

Desconozco el porqué los seres humanos valoramos más aquello por lo que nos esforzamos que eso que obtenemos sin trabajo alguno, pero así sucede, tal vez será porque cuando se involucra nuestro sudor, pasión y en algunos casos lágrimas, nuestra mente lo asimila como algo que tenemos que cuidar y preservar.

 

Aun así, considero que debemos siempre dar lo mejor de nosotros mismos ¡Siempre! Para así jamás arrepentirnos. Cualquiera puede rendirse, pocos pueden saborear las mieles del éxito ¿Cuál eliges ser?

 

Aprendizajes del día:

  • Que los demás te valoren poco duele, pero no valorarse uno mismo es peor
  • A veces la vida es difícil pero no más de lo que es para otros
  • La vida es un reto constante y se requiere coraje, valor y mucha determinación para vivirla
  • Las personas debemos ser como el caramelo duro, dulces pero firmes
  • Si el éxito fuera simple cualquiera pudiera ser exitoso
  • ¿Quién que haya subido el Everest ha dicho que ha sido sencillo?
  • Nadie puede saber lo que nuestros zapatos han caminado
  • Logra lo que te propones, no te conformes con poco
  • Si no quieres arrepentirte, siempre da lo mejor ti

 

 

Facebook Comentarios